Balance Expomanga


Hoy es lunes, y con 'resaca' tras el Expomanga de Madrid, un evento lleno de cosas buenas y malas a partes iguales.

Primero de todo, dar las gracias a Studio Kat por cederme un trozo de espacio para vender mis cosillas.
Ha sido un fin de semana intenso, en el que la compañía no ha podido ser mejor.

Empezaré diciendo, que el balance ha sido positivo. El viernes, cargada con una maleta y una mochila llenas a rebosar de cosas, ni mucho menos me podía esperar volver casi con las manos vacías. Y es que el mismo sábado, se agotó el número 2 de los cómics de la Organización XIII, y del 1 tan solo quedaba un ejemplar que se acabó vendiendo el domingo.

También, tanto las camisetas que llevaba como alguno de los marcapáginas, se agotaron con facilidad.

Es una de esas cosas imprevisibles de las cuales te alegras y arrepientes a partes iguales, pues, si lo llego a saber, me traigo más cosa XD

Luego conocí a varias personas nuevas, una de ellas, Tony Stark que pese a ser multimillonario, no se hizo con nuestra franquicia ni nos ofreció ir a una de sus fiestas...
 En la foto no se aprecia, pero el círculo luminoso que llevabam era igualito al de la peli :P

Ir a Madrid también ha hecho que conociera a un montón de gente muy maja que espero poder ver en otros eventos a lo largo del año.

Han sido 3 días agotadores, pero llenos de buenos recuerdos y momentos, y también  muchas anécdotas. La más importante de todas: El aforo.

Y es que sí, había gente en el salón, pero el sábado había muchísima más que no pudo entrar.

Esto se debe a que se limitó la asistencia con un número, a mi parecer, demasiado bajo.

Principalmente entiendo la postura del ayuntamiento tras lo del Madrid Arenas, pero ni mucho menos un evento de estas características puede compararse a una macrofiesta o una discoteca. Aquí la gente ni bebe, ni fuma ni hace muchas otras cosas que pueden provocar incidentes. Y muchas veces el recinto estaba medio vacío pese a haber grandes colas en el exterior.

El salón ha sido todo un éxito y espero poder repetir el próximo año si así se da el caso.

De momento, conmigo me llevo buenos recuerdos, el haber endosado el fanzine a mucha gente (que espero les haya gustado) y haber disfrutado de unas deliciosas galletas que Ana nos trajo para que aumentaramos unas lorzas más de fondo (operación bikini a la mierda XD).

En definitiva, un salón para repetir, y del que me alegra haber asistido finalmente tras tantas intentonas frustradas.