Juego de tronos: Canción de hielo y fuego

12-09-2011


"Tras el largo verano, el invierno se acerca a los Siete Reinos. Lord Eddard Stark, señor de Invernalia, deja sus dominios para unirse a la corte del rey Robert Baratheon el Usurpador, hombre díscolo y otrora guerrero audaz cuyas mayores aficiones son comer, beber y engendrar bastardos. Eddard Stark desempeñará el cargo de Mano del Rey e intentará desentrañar una maraña de intrigas que pondrá en peligro su vida... y la de los suyos. En un mundo cuyas estaciones duran décadas y en el que retazos de una magia inmemorial y olvidada surgen en los rincones más sombrios y maravillosos, la traición y la lealtad, la compasión y la sed de venganza, el amor y el poder hacen del juego de tronos una poderosa trampa que atrapa en sus fauces a los personajes... y al lector."

Tanta gente hablaba bien de este libro y también amigos me instaban a que lo leyera que al final acabé sucumbiendo.
Me sorprendió gratamente la manera que tiene el autor de dividir los capítulos por personajes, algo a lo que no estaba nada acostumbrada, y como hace que todos siga un orden cronológico muy bien pensado que hace que el lector no se pierda en ningún momento.

El libro está muy bien narrado, y la historia es interesante, aunque a veces con tantos nombres, personajes y demás, se echa en falta un poco de acción. Me ha gustado, pero no tanto como lo que pensaba. Quizás tantas buenas críticas hayan hecho que me esperara más de lo que he encontrado. Aún así no es un mal libro, todo lo contrario, pero quizás me lo imaginaba diferente.

De todos modos, ya me han advertido de que el primer libro es más introductorio, nos pone más en situación, y yo desde luego me cogeré el segundo para ver si es verdad. Espero que el siguiente me guste aún más que el primero, y la verdad es que si me he de dejar guiar por el final de la novela, todo apunta a que estará la mar de interesante.

Creo que no tengo quejas para no recomendarlo. Aún así, advierto que este primer libro no tiene acción a tutiplén, así que la gente no se espere emociones fuertes :).

7 comentarios:

Bambú dijo...

Para mi, es muy buen libro pero me liaba muchísimo con los nombres. Mientras estaba leyendo el libro comenzó la serie y al seguirla me quedé mejor con los nombres, para mi fue de gran ayuda.

Tengo ganas de leer el siguiente ^^

Por cierto, ¿cuál es tu personaje favorito? el mio es Daenerys XD

Susana dijo...

Para mi este primer libro es la caña =) aunque si que es bastante introductorio. Pero ya abierta la veda, vale la pena seguir con el resto de libros ;)

yue_sayuri dijo...

La saga entera es genial ^^ Este primer libro es introductorio y al principio es liante con tantos personajes, pero igualmente es genial xD Personalmente me encanta la saga, este primer libro me enganchó muchisimo. Martin hace un gran trabajo para conseguir presentarnos a tantos personajes y además continuar la trama de la historia. A mi el que más me gusta es el tercero, a ver si llegas ^^

Kyô dijo...

Tengo que leerme el libro, yo también he escuchado y leído muy buenas críticas de él y al final me picó la curiosidad. Vi la serie y me gustó, pero por culpa de ello me da más pereza empezarla -__-u.
Ahora sumando tu opinión vuelven a darme ganas. A ver si se lo pido a alguien.
¡Saludos!

Gloom dijo...

Tengo que leerlo pero no sé cuando u__u

eter dijo...

Para mi gusto el segundo libro es algo más flojo... aunque te sirve para asentarte mucho más en el universo de Martin.

Un problema que veo ahora a la saga es que es demasiado popular y la gente la compara demasiado con El señor de los anillos... cuando tiene poco o nada que ver.

En todo caso, como te han comentado, el primer libro es muy introductorio. Además, con tantos personajes, se pierde en ocasión la atención del lector.

Miriam Figueras dijo...

El primer libro engancha, pero en el segundo y no digamos el tercero, la acción es trepidante. Resulta imposible dejar de leerlos.

Leí que la saga estaba basada inicialmente en 'La Guerra de las Dos Rosas', una guerra civil por el trono de Inglaterra que enfrentó a las casas de Lancaster (a.k.a. Lannister) y a la de York (a.k.a. Stark). Para los amantes de la historia, es un punto añadido.